ACEITES DE CBD. ¿QUÉ ES EL CBD OIL?

El aceite de CBD es una de las muchas maneras de presentar el cannabidiol o CBD. Este principio es uno de los casi 100 cannabinoides presentes en la especie Cannabis sativa. El “CBD oil” es uno de los formatos que mayor y mejor acogida está teniendo entre los consumidores y en el mercado del CBD en general.

 

Cabe decir, que el aceite de CBD no presenta propiedades psicotrópicas y tiene un alto rango de seguridad. Es uno de los usos del CBD más conocidos. Para su elaboración, el CBD se diluye en aceites portadores que pueden ser de distintos tipos, como el aceite de girasol, de oliva, de coco o el propio aceite de cáñamo, lo que hace que este modo de empleo presente sabores de lo más variado.

 

Aceites de CBD

 

Las concentraciones de los diferentes aceites de CBD o CBD oil son de lo más variado. Un consejo para iniciarse en el consumo CDB en el formato de aceite de CBD es comenzar con una pequeña dosis (entre 2,5 a 5 mg de CBD al día) e ir aumentando la cantidad en 5 mg cada vez hasta lograr los efectos deseados. Pero como te decimos el mercado provee de diferentes formatos y concentraciones en los aceites de cáñamo que se adaptan a las necesidades de los usuarios.

 

El porcentaje de CDB que hay en estos aceites siempre debe estar claramente indicado en el envase del producto y se puede encontrar en proporciones del 2,5, 5, 10, 20 y hasta del 30%. Si estás empezando a consumir CBD en cualquiera de sus formas, siempre se aconseja empezar con un aceite de CBD de baja concentración e ir aumentando la dosis, la concentración y la frecuencia a medida que nos vayamos acostumbrando a sus efectos.

 

CBD Oil

 

Para poder consumir estos aceites de CBD podemos utilizar unas gotas sublinguales o podemos optar por fumarlo o usar vaporizadores.